Lunes , abril 21 2014
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio / Cultura / El arte de tejer retorna en este siglo XXI

El arte de tejer retorna en este siglo XXI

tejedorasRescatar tradiciones ancestrales  -en cuanto a manualidades- que pueden realizar hombres, mujeres y niños, es el empeño de las federadas del municipio de Unión de Reyes, territorio que por su destacada labor entre las féminas obtuvo la sede de las actividades provinciales por el 23 de agosto, fecha de fundación de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

La diosa Aracné fue condenada a tejer de por vida pero las integrantes del curso especializado de manualidades para mujeres, encuentran en la realización de los puntos y las cadenetas una satisfacción indescriptible a la hora de utilizar su tiempo libre.

Ello es posible por la coordinación existente  entre la FMC del municipio de Unión de Reyes, la Casa de Orientación de la Mujer y la Familia, y Aida Arjona, la profesora jubilada que rescata técnicas ancestrales aprendidas de sus abuelas.

Dicen que cuando la mujer cubana se propone algo lo logra. Y el grupo de federadas -algunas de la tercera edad y otras jóvenes con nuevos horizontes en sus vidas- encontraron que el mejor regalo que se hicieran a sí mismas es graduarse en el curso de tejedoras que acogieron como proyecto comunitario en la Casa de la Cultura del municipio de Unión de Reyes en el año 2012 y ahora repiten en el poblado de Cidra incluyendo un taller con infantes de cuarto a séptimo grado.

La iniciativa ya rinde sus frutos porque en coordinaciónَn con la Casa de la Mujer, la Dirección Municipal de Cultura y la FMC forma parte de la superación de las féminas y constituye una fuente de ingresos y empleo para trabajar por cuenta propia o en algún taller estatal.

La idea sólo necesitó del entusiasmo de la maestra y el apoyo moral de las entidades.

Al entrevistar a Aida Arjona, la profesora del grupo, explicó:“Desde niña me interesé por las labores manuales ya que mis  abuelas me introdujeron en este singular mundo del tejido y la costura. A pesar de que profesionalmente no me dediqué a eso en mi juventud, después de mi jubilación he visto que resulta provechoso enseñar lo que con ellas aprendí”.

Y agregó: “Lo fundamental es que las alumnas tienen un medio de vida y de entretenimiento pues les gusta lo que hacen y son muy creativas. Este año tengo en el taller un grupo de hembras y varones de escuelas primaria y secundaria que con cosas sencillas ya se adentran en este mundo que tiene mucho que ver también con el entorno y la ecología”.

Sin dudas la belleza del bordado depende mucho del amor que se imprime al hacer y el gusto por lo que se hace, algo que a todas las alumnas les motiva y que Aida sabe llevar a los alumnos.

Acerca de Ana Valdés Portillo

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top
shared on wplocker.com